Centro de desintoxicación en Valencia

Cada vez más personas se animan a empezar a meditar. Desde ejecutivos a niños en edad escolar hay programas educativos que incorporan la meditación como forma de aprender a gestionar las emociones. Va aumentando el número de personas que se anima a probar una práctica milenaria capaz de ayudarnos a encontrar la calma dentro de nuestras ajetreadas vidas. En el post de hoy hablamos de los beneficios que tiene el mindfulness.

 

¿Qué es la meditación?

Meditar es aprender a focalizar nuestra atención en el instante presente. Observar el flujo de nuestra respiración, el ir y venir de nuestros pensamientos sin dejarnos arrastrar por ellos.

Algo bastante más complicado de conseguir de lo que parece ya que todos tendemos a saltar de un pensamiento a otro constantemente. Pero, merece la pena intentarlo, además del bienestar subjetivo que podamos sentir al meditar, la ciencia ha demostrado que nos aporta múltiples beneficios.

 

Beneficios del mindfulness

Antes se sabía que al utilizar la meditación mindfulness (que significa atención plena) en la terapia para tratar las adicciones hacía que el paciente estuviera relajado, pero no se sabía por qué.

Hoy en día hay evidencias científicas de que, al practicar la meditación, tiende a cambiar el patrón de ondas cerebrales en la persona, como experiencia modifica la estructura física del cerebro, es decir, aumenta la plasticidad cerebral y la creación de nuevas neuronas.

Un revelador estudio realizado con monjes budistas, con años de práctica en la meditación, ha demostrado que estos tenían el área del cerebro asociada con las emociones positivas (el lóbulo frontal izquierdo) mucho más desarrollado que la media de ciudadanos. Este estudio al que siguieron muchos más pusieron en evidencia que la meditación ayudaba a desarrollar nuestra capacidad de sentirnos bien.

Pero, además de llegar a largo plazo a aumentar las áreas cerebrales ligadas a las emociones positivas, a corto y medio plazo meditar tiene también múltiples beneficios:

  • Aprendemos a respirar de forma correcta
  • Aumenta nuestra concentración y memoria, ya que nuestra atención hacia al mundo es plena
  • Adquirimos una mejor tolerancia al estrés, al aprender a tolerar la frustración y los problemas que acontecen en la vida diaria
  • Disminuye la ansiedad
  • Prepara a la persona para empezar el camino del autoconocimiento, de la introspección, creando un espacio para estar con nosotros mismos, un espacio de equilibrio emocional, de autocontrol, entrenando nuestra mente para ver la realidad con claridad, nuestra realidad aquí y ahora, aceptando nuestras circunstancias, y adquiriendo poder para poder tomar decisiones adecuadas y poder relacionarnos de forma más adaptativa y mucho mejor con nuestro entorno y las personas que queremos, teniendo muy en cuenta y conociendo nuestros sentimientos y emociones.
  • Aprender a focalizar la atención
  • Gestionar mejor el estrés y las emociones
  • Aprender a no dejarnos arrastrar por los pensamientos que nos inquietan
  • Ser más compasivos con nosotros mismos y con los demás.

Es por todo ello que la meditación mindfulness es un método muy efectivo, beneficioso y prodigioso para las personas que tengan un problema de  adicción, tanto adicciones tóxicas (al alcohol, la marihuana, la cocaína y estimulantes, benzodiacepinas, etc), como a las no tóxicas (adicción al juego, al sexo, al trabajo, a la tecnología- móvil, ordenador, redes sociales, etc), y en la prevención de recaídas, que es mucho menor con esta terapia que con la utilización de otras, ya que se mantienen los beneficios a largo plazo.

 

imagen sobre el tratamiento de adicciones

Conclusiones

Aunque a menudo pensemos que la persona que medita debe vivir alejada de los que haceres de la vida diaria, empezar a practicar la meditación formal, reservando un poco de tiempo para ello todos los días, no significa que ya no podamos pensar o que ya no podamos ir de aquí para allá o hacer cosas.

Significa que es más probable que sepamos qué estamos haciendo porque nos habremos detenido un momento a observar, escuchar y comprender.

En Síndrome Adicciones conocemos muy bien todos estos beneficios, por ello Javier Carbonell, Director Terapéutico de Síndrome Adicciones viajó hasta Nepal para conocer más de cerca esta técnica de meditación que nos permite aprender a transformar el dolor emocional en conciencia plena y por tanto en plenitud. También está demostrado que la práctica de Mindfulness ayuda a prevenir la recaída en el Tratamiento de Adicciones.

¡¡Ponte en contacto con nosotros e infórmate!!

 

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Llámanos