Centro de desintoxicación en Valencia

Muchas personas que duermen mal recurren a fármacos. Son una solución rápida e inmediata y parece natural pensar en ellas para reducir el malestar que causa no dormir. Sin embargo, las pastillas para dormir pueden crear adicción. Hoy hablamos de cómo podemos abandonar el consumo de fármacos para conciliar el sueño.

 

Cómo dejar las pastillas para dormir

La mitad de los españoles las consumen. Sin embargo, corremos un riesgo si decidimos cortar bruscamente con las pastillas para dormir. A continuación, nos acercamos a la manera de abandonar el consumo de fármacos para dormir. 

 

¿Por qué es necesario dejarlas?

Sobre todo advertimos del uso de benzodiacepinas, ya que es el grupo que mayor número de medicamentos tiene, el más consumido y más recetado a día de hoy.  

El insomnio provoca angustia, ansiedad y no se funciona bien. Pueden ser una buena solución para un insomnio agudo, corto, de una noche ocasionalmente. Sin embargo cuando se sufre de insomnio crónico hay que ser muy cuidadoso si nos han recetado pastillas. 

Hay varios motivos por los que se deberían dejar de tomar estos fármacos: 

 

1. Provocan tolerancia y dependencia

Desarrollan alta tolerancia en semanas. Es decir, que necesite incrementar la dosis para hagan el mismo efecto. 

La dependencia psicológica comienza cuando la persona piensa que si por la noche no toma la pastilla, no va a poder dormir. Y es progresivo. 

 

2. Crean adicción

Muchos de estos fármacos son sustancias psicoactivas que actúan a largo plazo sobre el cerebro de la misma manera que otras drogas. Tales como el alcohol, cocaína o heroína.

Es una enfermedad primaria, crónica, progresiva, con gran capacidad de destrucción, que puede ser mortal y que supone llevar la misma vida de un adicto a las drogas. 

Por ello, las pastillas son un tratamiento ambiguo y peligroso, por una temporada que no se puede dormir bien, se puede desarrollar esta enfermedad tan grave. 

 

3. Son sintomáticas

Tratan el síntoma de no dormir pero no la enfermedad o causa que lo produce. Esto quiere decir que no curan nada.

 

4. Provocan insomnio

De esta manera, pueden perpetuar o agravar el problema debido a los efectos de su consumo a largo plazo. 

 

5. Efectos secundarios

Cualquier fármaco para dormir hay que utilizarlo durante el menor tiempo posible por los efectos secundarios. Hay leves, pero también hay otras que tardan hasta tres días en salir del organismo. 

Normalmente provocan:

  • Somnolencia diurna 
  • Cansancio, como si no se hubiera dormido 
  • Confusión 
  • Mareos  
  • Alucinaciones 
  • Afectan al habla y a la capacidad psicomotora
  • Disminución de reflejos o de capacidad de reacción ante estímulos

 

6. Causar o agravar la depresión existente

La mayoría de las veces también lo que hay que tratar es la ansiedad  u otros trastornos que pueden originar el  insomnio. Y se debe recurrir a un tratamiento psicológico. 

 

7. Riesgo de provocar demencia

 

financiacion2

 

8. Se abusa con la automedicación

En estos caso no se necesita un tratamiento sino simplemente cambiar una serie de hábitos insanos durante el día que dificultan dormir bien por la noche: consumir excitantes o alcoholtener la vista fija en pantallas mucho rato. También modificar otros sanos, como dormir siesta o hacer deporte a última hora de la noche.

 

Pasos para dejar de consumir pastillas para dormir

Entre la lista de fármacos para dormir podemos encontrar los hipnóticos, las benzodiacepinas, los antidepresivos, los antipsicóticos, los barbitúricos o los antihistamínicos, entre otros.

Si se está utilizando alguno de estos tipos de medicamentos durante un tiempo, debemos seguir estos pasos:

  1. No se puede interrumpir su consumo por propia decisión y menos bruscamente. Es peligroso. Puede producir un síndrome de abstinencia severo. Se necesita reducirlos gradualmente.
  2. Acuda a su médico. Requiere de atención médica.
  3. Se debe realizar un diagnóstico de si se ha desarrollado o no una adicción.
  4. Elaborar una estrategia de retirada en función del consumo, de la dosis, la vida media y potencia de las pastillas. Es necesario una retirada progresiva  y bajo supervisión médica. Puede dar efecto rebote y que aparezcan los mismos síntomas por los que fueron recetadas, pero con más intensidad.
  5. En caso de haber desarrollado una adicción, diríjase a un centro especializado en el tratamiento de este tipo de enfermedad.

 

pastillas para dormir

 

Exige un complejo tratamiento para poder frenar el consumo. Cada vez más señoras acuden a los centros de tratamiento para adicciones y es que se receta el doble a las mujeres. Se hará necesario psicoterapia y terapia de grupo. Hay  varias etapas en la recuperación:

  1. Desintoxicación. Retirada de los medicamentos.
  2. Deshabituación. Trabajar la dependencia psicológica.
  3. Rehabilitación. Aprender a funcionar sin ellos para volver a  llevar una vida normal. Muchos pacientes llegan a los centros con una vida completamente destrozada por este consumo.
  4. Reinserción social, dependiendo de cada caso y el daño provocado por la enfermedad.
Artículo escrito por
¿Te ha gustado el artículo?
Cómo dejar las pastillas para dormir

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámanos