Centro de desintoxicación en Valencia

Ni futbol, ni muñecas, ni jugar al escondite o a churro va… cada vez a una edad más temprana, los adolescentes valencianos dejan de encontrar diversión en los hábitos de ocio de toda la vida y los cambian por videojuegos, chats o las relaciones a través de internet.

Las nuevas tecnologías se han extendido como un potente canal de comunicación entre ellos pero los expertos advierten del riesgo de adicción que conllevan. En la Comunidat Valenciana los adolescentes ya disponen de su primer móvil con solo 10 años.

Las pautas de actuación son similares a las que se sigue para solucionar otras adicciones como el juego, aunque los adolescentes adictos a las nuevas tecnologías no presentan un deterioro físico, como sucede con las drogas, sí que experimentan un periodo de abstinencia.

Se aconseja limitar el tiempo de uso, fijar un horario y sentarse ante el ordenador sabiendo de antemano que es lo que se va a buscar. Las adicciones, además, se han disparado en dos años con la aparición de las redes sociales. Facilitan mucho la comunicación entre los chavales, pero llegan a obsesionarse por estar conectados continuamente para compartir información.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


Llámanos