Centro de desintoxicación en Valencia

Las nuevas tecnologías han traído grandes beneficios a nuestras vidas ya que mejoran la vida de los individuos. El problema de esto surge en el uso abusivo de Internet, donde los más jóvenes son los más vulnerables. En el post de hoy hablamos de la adicción a Internet.

 

La adicción a Internet

Desde hace unos años, Internet ha impactado brutalmente en nuestras vidas y especialmente en las de los más jóvenes. A pesar de los innumerables beneficios que esta tecnología ha traído consigo, algunas personas no han sido capaces de gestionarla correctamente y se han convertido en «adictos a Internet».  Esta obsesión se da sobre todo en los más jóvenes, que llegan a de ser incapaces de controlar su uso, poniendo en peligro sus estudios y sus relaciones.

Cualquier inclinación desmedida hacia alguna actividad puede desembocar en una adicción, aunque no haya una sustancia química de por medio.

La adicción es una afición patológica que genera gran dependencia y resta libertad al ser humano ya que restringe sus intereses.  Distintos hábitos cotidianos, aparentemente inofensivos, pueden convertirse en adictivos e interferir en la vida cotidiana de las personas afectadas.

La comida, el sexo, las compras y también Internet pueden convertirse en objetos adictivos en determinadas situaciones.

 

Síntomas de la adicción a Internet

Los síntomas que caracterizan esta adicción son comparables a los de otras. El uso de Internet se vuelve una necesidad vital, lo que hace que se descuiden responsabilidades como el estudio o el trabajo.

La pérdida de control y la dependencia, que pueden verse en las adicciones químicas también se observan en este caso. La persona adicta no se conecta a Internet por el placer de la conducta en sí misma, sino como una forma de aliviar su malestar emocional.

El uso y abuso de Internet se ha relacionado con variables psicosociales como la vulnerabilidad psicológica, los factores estresantes y el apoyo familiar y social.  Estas mismas variables son las que se han asociado a mayor riesgo de sufrir cualquier tipo de adicción en los adolescentes.

Así, no hay un perfil de adicto a las nuevas tecnologías, sino que tenemos que hablar de personas propensas a sufrir adicciones.

 

imagen sobre el tratameinto de las nuevas tecnologías

 

 

Señales de la dependencia a Internet

Algunas señales de alarma que pueden alertarnos de una dependencia a Internet son las siguientes:

  • Privarse de sueño para estar conectado a la red.
  • Descuidar otras actividades importantes como la familia, las relaciones sociales, la escuela o la salud.
  • Pensar en la red constantemente, incluso cuando no se está conectado a ella.
  • Intentar limitar el tiempo de conexión sin conseguirlo.
  • Mentir sobre el tiempo real que se está conectado.
  • Aislarse socialmente.
  • Sentir euforia y activación cuando se está delante del ordenador.

 

Niños adictos a la red

Ni fútbol, ni muñecas, ni jugar al escondite o a churro va… cada vez a una edad más temprana, los adolescentes valencianos dejan de encontrar diversión en los hábitos de ocio de toda la vida y los cambian por videojuegos, chats o las relaciones a través de Internet.

Las nuevas tecnologías se han extendido como un potente canal de comunicación entre ellos pero los expertos advierten del riesgo de adicción que conllevan. En la Comunidad Valenciana los adolescentes ya disponen de su primer móvil con solo 10 años.

Las pautas de actuación son similares a las que se sigue para solucionar otras adicciones como el juego, aunque los adolescentes adictos a las nuevas tecnologías no presentan un deterioro físico, como sucede con las drogas, sí que experimentan un periodo de abstinencia.

Se aconseja limitar el tiempo de uso, fijar un horario y sentarse ante el ordenador sabiendo de antemano que es lo que se va a buscar. Las adicciones, además, se han disparado en dos años con la aparición de las redes sociales. Facilitan mucho la comunicación entre los chavales, pero llegan a obsesionarse por estar conectados continuamente para compartir información.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Llámanos