Centro de desintoxicación en Valencia

 

Quedan pocas horas para que se conozca el número ganador de la Lotería de Navidad de este año y otra vez, las personas que padecen ludopatía han sufrido un autentico calvario durante estos meses. El hecho de que la Lotería de Navidad esté en cada esquina del país, hace que muchas personas en tratamiento por sus problemas con el juego recaigan en su adicción. Hoy en el blog analizamos la relación entre la Lotería de Navidad y ludopatía.

 

Lotería de Navidad y ludopatía

Desde que estalló la crisis, muchas personas han buscado en los juegos de azar el golpe de suerte que la realidad les niega. La mala situación económica de muchas personas lleva a esta gente a buscar en los juegos de azar una fortuna que les esquiva. Y esta desesperación puede llevar a muchas personas a caer en la adicción a los juegos de azar.

La Navidad se convierte en una época especialmente peligrosa para estos enfermos ya que cuentan con más dinero, más tiempo libre y más oportunidades de jugar.

De hecho, según la Federación Andaluza de Jugadores de Azar Rehabilitados (FAJER), que se encuentran en sus primeros seis meses de tratamiento y un 6% de aquellos que llevan más de un año abstinentes. Con estos datos, algunas federaciones de jugadores rehabilitados han reclamado una mayor responsabilidad ante los juegos de azar, cuya adicción puede llevar a la ruina a aquellos que la sufren y a sus familias.

España es, junto con Alemania, el país europeo con una mayor tasa de personas con adicción al juego. De ellos, casi un tercio son mujeres que gastan su dinero en bingos y loterías más que en tragaperras o apuestas deportivas.

La persona ludópata, como el resto de las personas adictas, pierde el control sobre sus actos, su voluntad y su vida a causa del juego. A consecuencia de esta pérdida de control,  su entorno social, laboral y familiar se ven afectados, lo que hace que el enfermo se refugie cada vez más en el juego.

Cuando la enfermedad recae sobre la mujer, la situación se hace todavía más difícil ya que nuestra sociedad sigue discriminando a las mujeres, sobre todo cuando se trata de una mujer adicta. De hecho, solo uno de cada diez personas que acuden a pedir tratamiento por alguna adicción es mujer. 

Los anuncios de Lotería  son peligrosos ya que sugieren que el juego puede ser una solución o alternativa a los problemas personales, financieros, educativos, de soledad o depresión.

 

Síntomas

Los síntomas más relevantes que pueden indicarnos la existencia de un problema con el juego son los siguientes:

1.- No puedes parar.

Aunque las obligaciones laborales y las cargas familiares ocupen todo tu tiempo,  siempre vas a encontrar un momento para poder jugar.

2.- Juegas dinero que no puedes permitirte perder.

Empiezas con las monedas que te sobran del café y acabas jugandote el dinero del alquiler. Cuando dejas de realizar algunas actividades porque necesitas ese dinero para seguir jugando ha llegado la hora de pedir ayuda.

3.- Has dejado de disfrutar con las apuestas; y estas solo sirven para aliviar tu malestar.

4.- Sigues jugando con la esperanza de recuperar lo perdido.

5.- Cada vez juegas más y más dinero.

6.- Haces cualquier cosa para conseguir dinero para el juego.

7.- Antepones el juego a otras actividades importantes.

Prefieres salir a jugar que pasar tiempo con tu familia, acabar el informe que está esperando tu jefe o ayudar a tu amigo.

8.- El juego acaba por afectar a tu carácter.

Te irritas con facilidad y puedes llegar a reaccionar con ira si alguien te dice que estas jugando demasiado.

Para conocer más síntomas no dude en leer nuestro artículo de «ludopatía«, en el le explicamos una serie de síntomas del trastorno así como su significado.

 

imagen sobre el tratamiento de la ludopatía

 

Cómo ser un jugador responsable

Casi el 80% de la población española participa en algún sorteo o juego de azar; y el sorteo de la Lotería de Navidad, es uno de los más populares.

Comprar unos décimos para el sorteo no implica ni mucho menos una adicción al juego; no obstante es importante jugar de forma responsable para evitar que este entretenimiento llegue a convertirse en una situación problemática.

La lotería es un juego de puro azar, es decir, cualquiera de los números del bombo puede ser premiado. No existen número bonitos ni feos, todos tienen la misma probabilidad de salir premiados.

El problema de los jugadores con ludopatía es que no pueden comprar solo un par de boletos. Muchas personas con esta enfermedad llegan a gastar todo su sueldo en la Lotería de Navidad. Una vez se ha celebrado el sorteo y no han conseguido beneficio recurren a las tragaperras o a las apuestas deportivas para intentar recuperar lo perdido. ¿Por qué? Porque las expectativas de estos enfermos son totalmente irracionales y confían plenamente en su suerte. 

Si tienes un problema con la lotería o cualquier otro juego de azar, ponte en contacto con nosotros. Podemos ayudarte a recuperar tu vida.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Llámanos