Centro de desintoxicación en Valencia

Si estás leyendo esto, puede ser que sea porque alguna vez te has preguntado cómo es tu consumo de cocaína o porque te has planteado cómo dejar de consumir cocaína y quieres informarte sobre qué pasos tienes que seguir ello. Sea cual sea el motivo, en este artículo vamos a reflexionar sobre cómo es tu consumo de cocaína y como frenarlo.

 

¿Tengo un problema con la cocaína?

Algunas personas consumen esta sustancia todos los días mientras que otras únicamente lo hacen los fines de semana. No obstante, en muchas ocasiones, aquellas personas que consumen una o dos veces por semana se pasan los días esperando que llegue ese momento. La adicción a la cocaína no la marca el número de días de consumo ni la cantidad de gramos, sino la incapacidad de poder parar cuando se empieza.

En este sentido, la mayoría de las personas adictas sienten que no pueden parar de consumir una vez empiezan. Así, la pérdida de control es una sensación muy común en las personas con adicción, que acaban consumiendo más cantidad o por más tiempo del que habían planeado.

Cuando el consumo se prolonga en el tiempo, la droga produce alteraciones cerebrales que transforman el modo de funcionar del cerebro y hacen que abandonar el consumo se convierta en una tarea muy difícil. Estos cambios se traducen en alteraciones en el comportamiento y las emociones de las personas adictas.

Estos daños cerebrales por la cocaína son los responsables de que la persona no sea capaz de dejar el consumo a pesar de las consecuencias perjudiciales -a nivel personal, familiar, social y laboral- que de él se derivan. Estos daños también causan las recaídas después de que la persona lleve un tiempo abstinente.

 

¿Cómo dejar de consumir cocaína?

Una persona adicta a la cocaína es aquella que no puede dejar de consumir esta droga a pesar de las consecuencias negativas -a nivel social, familiar, laboral o de salud- que se derivan del consumo. Algunas personas adictas necesitan consumir todos los días mientras que otros pueden dejar pasar largos periodos de tiempo entre consumo y consumo.

No hay que perder de vista, que en muchas ocasiones el consumo de drogas funciona como un intento de solucionar los problemas y situaciones de la vida de una persona, a las que no sabe cómo hacer frente de otra manera. Así, es necesario preguntarse por qué el adicto necesita consumir esa droga y cómo ha llegado a esa situación para llevar a buen puerto el tratamiento.

Tómate cinco minutos para reflexionar sobre cuál es la función de la cocaína en tu vida. ¿La utilizas para aliviar tensiones?; ¿tiene una función social?; ¿es una costumbre o se ha convertido en una necesidad? Si no tienes muy clara la respuesta a estas preguntas, es conveniente que acudas a un profesional que pueda asesorarte y ayudarte a clarificar la función de esta droga.

Aquí van algunas pautas que pueden ayudarte a frenar el consumo de cocaína. Sin embargo, si no realizas cambios profundos en tu vida y en tu forma de afrontarla, las probabilidades de volver a consumir son muy altas.

 

1.- Borra el número de tu camello

Cuando tienes ganas de consumir, llamas al camello para conseguir la sustancia. ¿Qué pasaría si no lo tuvieras? Es posible que puedas conseguir otros contactos, pero durante este tiempo, puedes pararte a reflexionar para no consumir

 

2.- Solventa tus deudas

Romper con todos aquellos contactos relacionados con la cocaína también significa pagar todas aquellas deudas pendientes.

 

3.- Evita lugares y recorridos relacionados con la cocaína

Si pasas por la puerta de la casa de tu camello o te juntas en el bar con amigos con los que has consumido, es conveniente que busques rutas y planes alternativos para evitar a todas aquellas personas que tengan relación con la droga.

 

4.- Evita el alcohol

En la mayoría de los casos, el consumo de alcohol está ligado a la cocaína; por lo que esta asociación hará que cuando te tomes una cerveza te apetezca también una raya de coca. Es recomendable evitar el alcohol, sobre todo en los primeros meses de abstinencia.

 

imagen sobre el tratamiento de la cocaína

 

 

5.- Vigila tu estado de ánimo

Tanto la tristeza como la alegría pueden desencadenar un consumo, ya que en tus creencias nucleares se asocian estos estados con la cocaína. Es importante hacer una reestructuración de estas creencias nucleares para cesar el consumo definitivamente.

 

6.- Evita llevar dinero

Es recomendable no llevar dinero ni tarjetas encima. Con ello, conseguirás evitar tentaciones. Da cuentas a una persona de todos tus gastos e intenta que sea ella quién lleve tus gestiones económicas.

 

¿Tienes ganas de consumir y no eres capaz de parar de pensar en ello?

Hay momentos en los que la idea del consumo se mete en nuestra mente y nos es imposible apartarla. En estos casos, lo recomendable es parar y salir de la situación. Ir a dar un paseo, hacer ejercicio, quedar con un amigo no consumidor… son actividades que pueden ayudarte a romper estos pensamientos. Estas actividades distractoras sirven para que la ansiedad y el malestar relacionados con las ganas de consumir disminuyan y la mente deje de recrearse en estos pensamientos.

Si a pesar de todas estas recomendaciones te es muy complicado pensar en una vida sin cocaína, llámanos. Podemos ayudarte a dejar atrás el consumo y recuperar tu vida.

Artículo escrito por
¿Te ha gustado el artículo?
¿Cómo dejar de consumir cocaína?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámanos