Centro de desintoxicación en Valencia

El THC y los cannabinoides de la marihuana son parecidos a los químicos cannabinoides que produce el cuerpo naturalmente con el ejercicio físico y el consumo de determinados alimentos. Estos cannabinoides son los llamados anandamida. En el post de hoy hablamos de la marihuana que produce nuestro cuerpo.

 

La anandamida

La anandamida es una sustancia que produce nuestro propio cuerpo con efectos similares a la marihuana (THC) en el organismo.  Anandamida significa «portador de paz y felicidad interna». Esta sustancia es un endocannabinoide que ayuda a aplacar el sistema nervioso cuando hay un aumento de la actividad nerviosa.  La anandamida es la marihuana del cerebro.

Los endocannabinoides como la anandamida tienen las mismas propiedades que la marihuana, pero están fabricados por nuestro propio cuerpo. Estas sustancias tienen importantes funciones como reguladores del sistema cardiovascular y del sistema nervioso.

Hace relativamente poco tiempo, un equipo de investigadores descubrió los receptores cannabinoides, los lugares del organismo en donde actúa la marihuana cuando se fuma. Estos mismos investigadores encontraron que el cuerpo humano era capaz de fabricar una sustancia llamada anandamida que provocaba sus efectos en estos mismos lugares. Además, los efectos calmantes de esta sustancia endógena son similares a los del cannabis.

Una de las propiedades más importantes de los endocannabinoides es la regulación de la presión arterial.  La marihuana endógena también está implicada en la regulación del apetito sexual, el sueño, el hambre o el alivio del dolor.

Podemos aumentar nuestros niveles de endocannabinoides a través del ejercicio físico o con la ingestión de determinados alimentos como el chocolate o los erizos de mar.

 

Algunas consideraciones sobre el cannabis

Los efectos del cannabis tienen su máximo entre 30 minutos y 1 hora, pero puede durar unas dos o tres horas. Produce una sensación de euforia inicial y bienestar acompañada de un cierto grado de trastornos de la coordinación, sedación y abatimiento con relajación, pérdida de la capacidad de concentración, letargia y somnolencia.

Puede afectar a la percepción visual y auditiva, así como la apreciación subjetiva del tiempo, que pareciera pasar más lentamente. También pueden aparecer alteraciones momentáneas de la agudeza visual y de la discriminación de los colores.

Los efectos a corto plazo del uso de la marihuana incluyen problemas con la memoria y el aprendizaje, percepción distorsionada, dificultad para pensar y resolver problemas, pérdida de la coordinación y un aumento en el ritmo cardíaco, ansiedad y ataques de pánico.

 

imagen sobre la adicción al cannabis

Artículo escrito por
¿Te ha gustado el artículo?
La marihuana que produce nuestro cuerpo

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámanos