Centro de desintoxicación en Valencia

Seas un consumidor esporádico o ya habitual, debes saber el THC es una droga potente y peligrosa que afectará al funcionamiento de tu cerebro. Hoy día viene modificada por cannabinoides sintéticos que la están volviendo más peligrosa y es la causa de que cada vez más jóvenes pidan tratarse por presencia de episodios psicóticos y otras enfermedades graves que provoca su consumo.

A continuación te damos algunos consejos para dejar de fumar porros de hachís o marihuana.

15 consejos para dejar de fumar porros

1- Desmitifícala. No es una droga blanda

El que sea una planta y la droga ilegal más consumida no la hace menos peligrosa. Es una droga psicoactiva que genera dependencia y no sabes si puedes tener la predisposición genética para desarrollar la adicción.

2- Deja las otras drogas que tomes

Nada de alcohol si quieres dejar los porros. Si no, sustituirás el deseo de consumirlos con alcohol sin darte cuenta, sobre todo en la fase de desintoxicación.

3- Establécete una rutina

Ponte un horario para todo. Llevar una vida ordenada y que estés pendiente de cumplirla te va a ayudar mucho a mantenerte concentrado en cumplir estos pequeños objetivos a corto plazo. Si estás estudiando o trabajando , incluye esas horas en tu rutina.

4- Oblígate a levantarte temprano

El síndrome amotivacional que provoca fumar seguramente te ha llevado a estar tirado y a no tener horarios. Levántate temprano, actívate y cambia de actitud.

5- Trabaja el intelecto

Puede estar dañado en las funciones cognitivas con pasatiempos o pequeños ejercicios de memoria y atención. Sudokus o crucigramas.

imagen sobre la adicción al cannabis

6- Haz deporte a diario o una disciplina de ejercicio que te parezca atractiva

Hoy día hay muy buena oferta para elegir la que mejor se adapte a ti. Desde pilatesyoga, baile, hip hopzumba, natación…etc. El deporte es muy bueno para combatir la ansiedad de los primeros meses. También es muy recomendable porque el ejercicio físico activa las endorfinas y te hará sentir muy bien. Este cambio es fundamental para dar un mensaje a tu cabeza de que puedes obtener placer de otras cosas que no son la droga. 

7- Aléjate de los ambiente donde la has consumido

Durante un tiempo es mejor que cambies de zonas. Deja de ir a sentarte a parques si solías consumir en ellos. No vayas a locales donde fumabas. Cambia completamente de ambiente. En un futuro podrás decidir, pero por ahora es mejor para que no lo pases mal. Te estimularán las ganas de drogarte enseguida.

8- Aléjate de los amigos con los que consumes

Porque estar con ellos te darán ganas de consumir. No importa si ellos fuman o no, si son drogadictos o no, si ellos pueden o no tener un problema porque tú sí y estar con ellos te darán muchas ganas de consumir. Aprovecha para recuperar amistades que has dejado en el camino o pégate más a tus hermanos y familiares.

9- Cambia tus costumbres por otras

Para que la cabeza no las asocie al consumo. Desayuna de forma diferente, no te tomes el café en el mismo sitio si luego te pedía un porro, etc. Debes conocer tu forma de actuar para poder cambiarla.

10- Cambia tus actividades de ocio

Ya que te recordarán al consumo. Cada uno es de una manera, pero fíjate en las cosas que te gusta hacer y cámbialas durante un tiempo Deja de ir a conciertos o de escuchar música reggae si tienes costumbre. Por ejemplo, si jugabas a videojuegos mientras fumabas, deja de pasar la noche jugando a la consola y juega menos tiempo y a otras horas. Dedica tu tiempo libre a otra actividades.

11- No fumes tabaco de liar

Aunque te salga más caro. A la larga, gastarás menos porque no te drogarás. El ritual de liar el tabaco será asociado con el de preparar los porros. No es buen mensaje para tu cabeza.

12- Lleva una alimentación sana

Reduce el consumo de café y aumenta el consumo de agua.

13- Deshazte de toda la parafernalia que te pueda recordar al consumo

Tira esa bonita pipa, la cachimba que compraste en Marruecos o en el grow shop. Tanto si la has llegado a usarla como si no.

14- Apóyate en la familia

Aunque suene a tópico y es que ellos son los que van a aguantar tus cambios de humor y tu irritabilidad.

15- Pide ayuda a un especialista

Porque la desintoxicación no es suficiente. La dependencia que crea es fuerte y se necesita de un tratamiento especializado para dejarla. Ellos evaluarán tu caso y tu nivel de dependencia. El síndrome de abstinencia es un escollo a salvar, pero no el único.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


Llámanos