Centro de desintoxicación en Valencia

¿Nunca te has preguntado qué función cumple el consumo de alcohol? Tomar bebidas alcohólicas no se considera un problema, de hecho para muchos es un entretenimiento. Esto se encuentra muy lejos de la realidad. En este post te contamos qué son los bebedores sociales.

 

Qué son los bebedores sociales

Los bebedores sociales son aquellos cuyo estilo de vida está asociado a los locales de hostelería. Para ellos, beber tiene un carácter lúdico. Es el patrón mediterráneo, personas que salen por diversión con sus amigos a tomar algo por los locales que suelen frecuentar. 

Las propiedades desinhibidoras del alcohol propician el socializar y hablar con desconocidos, por esto es la droga legal más apropiada para tomar en bares, pubs o discotecas. La desinhibición se caracteriza por actuar de acuerdo a los impulsos o sentimientos internos. Se actúa sin las limitaciones impuestas por las exigencias reales o convencionales. Potencia los comportamientos desinhibidos. 

Los bebedores sociales consumen mucho ya sea por habitualidad o por su propio patrón de consumo, más esporádico. Puede ser de fines de semana, porque así entienden su etilo de ocio:

  • Ir de terrazas desde el medio día hasta la noche y quizás empalmar con el cío nocturno.
  • Salir de copas todos los fines de semana por los locales de moda.
  • Ir de fiesta, que implica terminar en discotecas y puede que amanecer en la calle. y acabar con una intoxicación etílica

También está el patrón de los que consumen después del trabajo. Hacen de quedarse de vinos su ritual de después de la jornada laboral, aunque también está los que la interrumpen para beber a medio día. Los bares o pubs que recorren son lugares donde se relacionan y siguen hablando del trabajo. 

También está el grupo de empresarios, señores de negocios, y otros profesionales de diferentes gremios que cierran tratos en comidas para después quedarse la tarde de pubs. Tomar copas se convierte en una herramienta de trabajo. 

Desarrollan una amistad con gente de otros grupos que frecuenta los mismos locales o que tienen habitualidad para ir porque viven en la zona, son vecinos del barrio. Por tanto, las probabilidades de que siempre haya alguien conocido son muy altas. Y esto da más facilidades al hecho de quedarse en la calle. Unir el mediodía y la noche así es más fácil. A todos nos suena la frase que define nuestra cultura: los españoles hacen la vida en los bares. 

 

bebedores sociales

 

Seguro que te suena ese grupo de personas que siempre que pasas está en el mismo local. Llega un momento en que levantan la voz, cuentan intimidades sin darse cuenta a voz en grito, fardan de tratos y cantidades de dinero o hablan de la vida de otros con mucha pasión.  Parece que van perdiendo los papeles. El abuso de alcohol es evidente, muestran boqueras, se tambalean ligeramente de lado a lado sujetándose sólo al vaso, se hablan agarrando al otro del hombre para que no tenga escapatoria, etc. ¿Dónde está el límite?

Estos consumos son de abuso y son un riesgo para la salud. Si no llegan a afectar mentalmente y desarrollar adicción o una mayor o menor  dependencia psíquica, sí que afectan físicamente. La ingesta de alcohol está relacionado con más de 200 enfermedades. 

Beber grandes cantidades o beber habitualmente, pero menos, puede ser alcoholismo, ya que esta es una enfermedad de carácter progresivo. Si quieres saber más, te recomendamos nuestro post: «Cómo saber si una persona es alcohólica«.  

Se dice que el alcohol no es el problema sino la persona, pero esto no es del todo así porque la capacidad adictiva del etanol es muy alta. Nuestra sociedad la minimiza.  

Cuando hablamos de que depende de la persona es porque hay más factores que entran en juego para desarrollar una adicción. Sin embargo aunque cada uno sabe realmente cómo impacta en su vida, a veces no es consciente ya que depende de la fase en la que se encuentre del alcoholismo. Por eso es el último en darse cuenta y es su familia y amigos quienes lo detectan cuándo ya es un problema.  

La ingesta de exceso puede que haga feliz a la persona, aunque esté poniendo en riesgo su salud, o puede que no le esté haciendo tan feliz como cree. El análisis del no es lo relevante:

  • ¿Qué consecuencias del consumo afectan a la vida del consumidor?
  • ¿Le está creando problemas en su relación, en su competencia como trabajador?
  • ¿Está afectando a su forma de afrontar los problemas, a su forma de tomarse las cosas, a sus despertares, a su relación familiar?
  • ¿Y a la salud?

Hay indicadores del abuso, pero también hay  que hacer una reflexión de cómo vive uno. El problema de este estilo de vida es que se puede arrastrar muchos años y nos priva de otras experiencias y de otras vivencias. Puede que parezca que todo va bien y un día, nos plantan con un divorcio porque nunca estamos en casa, hemos perdido la relación con nuestro hijo o nos detectan una enfermedad grave relacionada con el alcohol. Las consecuencias del alcoholismo son muy graves tanto para la persona enferma como para los de su alrededor. 

Pararse a reflexionar sobre qué tipo de bebedor soy nunca está de más.

 

adiccion

Artículo escrito por
¿Te ha gustado el artículo?
¿Qué son los bebedores sociales?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámanos