Centro de desintoxicación en Valencia

La ingesta de alcohol esta tan normalizada que los consumidores tienden a creer que esta es menor de la que realmente se produce, y de esta manera no reconocen su problema y encubren su adicción. Las consecuencias del alcoholismo se pueden manifestar en todos los ámbitos de la vida del adicto. Pero, concretamente, ¿qué enfermedades produce el consumo de alcohol? Hoy, en nuestro blog, vamos a hablar de las enfermedades del alcoholismo. Existen muchas webs que te hablan de el alcoholismo como es la web de como dejar el alcohol. 

 

Enfermedades del alcoholismo

El alcohol es una sustancia ampliamente consumida en casi todas las culturas, que afecta a las personas y a las sociedades de diferentes maneras, dependiendo del volumen de alcohol consumido, los hábitos de consumo y la calidad del alcohol.

Tanto a nivel individual como social, se han identificado algunos factores que influyen en los hábitos de consumo de alcohol, y, por tanto, en las enfermedades asociadas al consumo de alcohol.

Por ejemplo, los factores ambientales como el desarrollo económico, la disponibilidad o la cultura del alcohol van a influir en la cantidad de alcohol que bebe una sociedad.

Parece, por tanto, que el contexto de consumo tiene un papel muy importante en los daños relacionados con el alcohol, en particular los asociados con los efectos sanitarios de la intoxicación alcohólica

La mayoría de las personas asociamos el consumo de alcohol con dos enfermedades:  el alcoholismo, que es el síndrome de dependencia que se crea tras consumir alcohol durante largos periodos de tiempo; y la cirrosis. No obstante, hay otra serie de enfermedades derivadas del consumo abusivo de alcohol.

Las principales enfermedades producidas por el alcohol son:

 

1.- Cirrosis hepática

Se caracteriza por una cicatrización del hígado. El tejido del hígado de una persona sana es reemplazado por fibrosis o tejido cicatrizal. Este nuevo tejido cicatrizal se acumula y evita que el hígado funcione correctamente, lo que puede conducir a la acumulación de bilis en la sangre.

Algunos de los síntomas más comunes de la cirrosis incluyen la falta de apetito, la pérdida de peso, náuseas, fatiga, ictericia, trastornos cognitivos (confusión y falta de concentración), temblores, hemorragia interna y estado de coma.

 

2.- Pancreatitis

Se caracteriza por la inflamación del páncreas y, al igual que la cirrosis, cicatriza definitivamente el órgano. Esta cicatrización afecta a la producción de la insulina y a la forma en que el azúcar se libera en el torrente sanguíneo. A menudo se presenta con dolor abdominal severo que suele acompañarse de vómitos, náuseas, sudoración y fiebre.

 

3.- Hipertensión

Esta condición se caracteriza por un aumento de la fuerza con la que fluye la sangre a través de las arterias, lo cual puede provocar un derrame cerebral, infartos de miocardio, anginas de pecho, edema pulmonar o aneurismas.

 

imagen sobre el tratamiento del alcoholismo

 

 

4.- Osteoporosis

La osteoporosis consiste en un adelgazamiento de los huesos acompañado de una pérdida de masa ósea. Esta reducción hace que los huesos se vuelvan más frágiles. Si bien es más común en mujeres alcohólicas, también puede afectar a los varones. El uso de alcohol disminuye los niveles de vitaminas y minerales necesarios para cuidar nuestros huesos.

 

5.- Enfermedad de Wernicke-Korsakoff

Como una afección cerebral muy grave causada por la dependencia al alcohol. Este síndrome está formado por la combinación de dos trastornos que se desarrollan a partir de una deficiencia de vitamina B, lo que conlleva cambios en la morfología cerebral. Los síntomas de esta enfermedad se caracterizan por visión borrosa, pérdida de memoria, confusión y problemas de movilidad. Muchas de estas alteraciones son irreversibles.

 

Conclusiones

Abusar del alcohol puede causar problemas de salud relacionados con el hígado, el páncreas o el estómago, así como alteraciones en el sistema nervioso. Además, genera una mayor vulnerabilidad para las infecciones, los trastornos psiquiátricos (ansiedad, depresión o insomnio) y las disfunciones sexuales.

Si necesitas saber si una persona cercana a ti sufre de este problema, te recomendamos que leas nuestro siguiente artículo: «Cómo saber si una persona es alcohólica«.

El alcoholismo es una enfermedad y hay que seguir un tratamiento que ayude a dejar de ser alcohólico.

Artículo escrito por
¿Te ha gustado el artículo?
Enfermedades del alcoholismo

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámanos