Centro de desintoxicación en Valencia

El alcoholismo dentro de la pareja enferma a dos personas, al alcohólico y a su pareja, que acaba desarrollando una relación adictiva con respecto a su cónyuge. Este sistema de conductas se conoce como codependencia en la pareja alcohólica y paradójicamente, apoya el desarrollo de la adicción.

Codependencia en la pareja alcohólica

La codependencia es una condición psicológica basada en la ingobernabilidad de la propia vida, volcando el control sobre la vida de los demás. La codependencia es el resultado del impacto de la adicción en la familia y se manifiesta en una serie de patrones de conducta y relación disfuncionales como:

 

1.- Dificultad para experimentar niveles apropiados de autoestima

La persona codependiente tiende a vivir los dos extremos de la valoración de sí mismo: o bien sobrevolara o bien subestima sus capacidades de cuidado con respecto a la pareja alcohólica.

 

2.- La persona codependiente tiende a protegerse a sí mismo

La persona codependiente tiene dificultad para establecer límites funcionales con las demás personas, lo que hace que los demás invadan su intimidad. En otros casos, el codependiente pone muros infranqueables a su alrededor y no permite que nadie se acerque a él, dando la sensación de que controla la situación de su pareja.

 

3.- Dificultad para identificar sus propios sentimientos

Dificultad para identificar quién se es, y cómo compartir adecuadamente con los demás. La persona codependiente tiene dificultad para asumir adecuadamente la propia realidad.

 

imagen sobre el tratamiento del alcoholismo

 

4.- Incapacidad de cuidar de sí mismo

Dificultad para afrontar de un modo interdependiente las propias necesidades y deseos como persona adulta. El codependiente pone las necesidades de los otros por delante de las suyas hasta el punto de descuidar su salud.

 

5.- Ceden en su intimidad para alagar

Dificultad para experimentar la propia realidad con moderación y adecuarse a su edad y las circunstancias. Las personas codependientes suelen sacrificarse por los demás, temen causar daño a los suyos o importunarlos. Por ello, ceden en su intimidad en un intento de alagar a la persona que aman.

 

6.- Otros síntomas secundarios

Algunos de los síntomas que acompañan la codependencia son el congelamiento emocional, la necesidad obsesiva de controlar la conducta del otro, las conductas compulsivas, los sentimientos de responsabilidad, la vergüenza toxica o la dependencia a la aprobación externa.

 

Conclusiones

Los codependientes se caracterizan por estar tan preocupados y absortos en tratar de rescatar, proteger o curar a otro, que en el proceso encaminan sus propias vidas hacia el caos, lo que se traduce en un efecto contraproducente lesionado tanto al “ayudador” como al ayudado. 

La codependencia, como la adicción, necesitan ser tratados por un profesional experto. De hecho, en algunas ocasiones la recuperación de una familia afectada por la adicción, comienza con la recuperación de los codependientes.

El alcoholismo es una enfermedad que afecta a la pareja, por ello, en Síndrome Adicciones contamos con un equipo multidisciplinar que se encarga de llevar a cabo un tratamiento integral de la enfermedad. Si tenéis problemas con el alcohol tú o tu pareja, podemos ayudarte.

 

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


Llámanos