Centro de desintoxicación en Valencia

Englobada dentro de las drogas de diseño, se le llama éxtasis líquido, pero no lo es. Hoy nos acercamos a conocer qué es exactamente la droga GHB y por qué es conocida como droga recreativa

 

¿Qué es la droga GHB?

GHB  es un derivado del fentanilo, que es un opioide sintético desarrollado en 1960. Se trata de ácido gammahidroxibutirato, una sustancia natural del organismo que actúa como un neurotransmisor. Se sintetizó por vez primera 1962 en Francia, por H. Laborit como anestésico hipnótico, como un análogo del ácido gamma aminobutírico (GABA) capaz de cruzar la barrera hematoencefálica.

Es un depresor del sistema nervioso central, con propiedades psicoactivas. En algunos países tiene un uso médico aprobado principalmente como anestésico y también como agente terapéutico para tratar la narcolepsia. Sin embargo, en la mayoría fue retirado del mercado debido a sus efectos secundarios. 

El GHB no es éxtasis líquido (que es del grupo de las fenetilaminas y anfetamina pero se llama así como reclamo para los compradores que quieren consumir drogas de diseño o drogas emergentes: 

Las drogas emergentes son sustancias que surgen cada cierto tiempo en el mercado de la droga. Es decir, no están controladas por las Convenciones de Naciones Unidas sobre Drogas y de las que da alerta El Observatorio Europeo de las drogas y las toxicomanías.  

Se hacen en laboratorios intentando conseguir, variando la estructura química, efectos similares o más potentes incluso que los que tienen las drogas clásicas de las que provienen. Para evitar el control al que están sometidas jurídicamente.

También puede ser drogas regularizadas en canales sanitarios que se pone de moda utilizar. Por ejemplo la ketamina, que la utilizan los veterinarios como anestésico para caballos. Sin embargo, en un momento determinado comenzó a usarse como sustancia psicoactiva de uso recreativo. Y por eso, aquí entraría el GHB, ya que tenía un uso médico. 

 

ghb

 

El GHB se sintetiza de una sustancia química utilizada para limpiar las placas de los circuitos eléctricos. Su precursor es el Gammabutirolactona o GBL. Este precursor químico se convierte en GHB en el organismo de forma natural. Más fácil de obtener y más barata que muchas drogas ilegales, también se utiliza como sustituto del GHB. Son ácidos ampliamente utilizados en la industria química. 

 

¿Quién la suele consumir?

Su uso no médico comenzó en los 80. Los culturistas la consumían por sus efectos sobre la hormona del crecimiento. Además, se comercializó para ayudar a la pérdida de peso. Y se vendía en tiendas de alimentos saludables. 

Y hoy en día la toman principalmente dos grupos:

  1. Apareció en la década de los 90 en la escena recreativa nocturna en algunos países de Europa. Actualmente es popular como droga para jóvenes que van de clubs, fiestas rave o electrónicas. A veces mezclada con éxtasis. 
  2. También la utilizan personas para cometer delitos de robo o abuso y la usan para dejar en coma a sus víctimas, anulando su voluntad. Esta forma de funcionamiento le ha dado el sobrenombre de droga de violación, como lo es la Escopolamina o Burundanga. El GHB facilita la violación porque tiene una rápida eliminación de la sangre y la orina, lo que hace que el fármaco sea difícil de detectar.  

Permite ser consumida sin darse cuenta. Es inolora e incolora. Está disponible en forma de líquido transparente, también como polvo blanco y puede venir en tabletas o cápsulas.

Actualmente también se utiliza para la deshabituación alcohólica (fase del tratamiento del alcoholismo) y como hemos señalado para el tratamiento de la narcolepsia.

 

¿Qué efectos tiene?

Ingerida a dosis bajas tiene efectos estimulantes, eufóricos, afrodisíacos y relajantes. Sin embargo, un aumento de la dosis causa alteración de la conciencia e Incluso el coma

Por los efectos anestésicos, los consumidores la describen como un estado de relajación, que puede durar sobre unas cuatro horas, según la dosis.

Combinada con otras sustancias como alcohol o estimulantes como la cocaína puede intensificar los efectos tóxicos del mismo, que son principalmente neurotóxicos. Toxicidad que se puede ver agravada porque lleva contaminantes o aditivos como disolventes o limpiadores, así como hidróxido de sodio disuelto (sosa cáustica) y otros usados en el GHB que se sintetiza caseramente, clandestinamente. 

Por su afectación al sistema nervioso central, puede producir además del coma, agitación, convulsiones, comportamientos extraños, tics faciales, amnesia, muecas, afasia, visión borrosa, pupilas dilatadas, etc.

Es casi imperceptible pasar de un consumo excesivo a una adicción. Aún así, el consumo crónico produce:

  • Dependencia y tolerancia. Es adictiva. Si se cesa su consumo aparece un síndrome de abstinencia a las pocas horas que puede durar entre 3 y 10 días.
  • Riesgo de psicosis. La mayoría de consumidores la utiliza junto con otras sustancias que ya conllevan un riesgo de padecer enfermedades asociada a su consumo y también enfermedades psiquiátricas. Sobre todo en pacientes genéticamente predispuestos,con antecedentes. Afecta a las funciones cognitivas.
  • Daño en el estómago y el esófago. Puede producir quemaduras o perforaciones.
  • Puede provocar un edema agudo de pulmón. 
  • Riesgo de desencadenar una parada cardiorrespiratoria.

 

Conclusión

Se trata de una droga muy peligrosa debido a las numerosas consecuencias de salud que produce en la persona que la consume. Es necesario abandonar el consumo cuanto antes, ya que puede desarrollarse una adicción de la que será muy difícil salir.

Consulta con tu médico para obtener un diagnóstico fiable de la situación. Y si necesitas más información sobre las adicciones, ponte en contacto con nosotros. La primera consulta es gratuita.

 

Artículo escrito por
¿Te ha gustado el artículo?
¿Qué es la droga GHB?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámanos