Centro de desintoxicación en Valencia

Dicen que los venenos más mortales vienen en frasco pequeño. Y en el caso del tabaco este dicho no puede tener más razón. Un cigarrillo contiene más de 7.000 productos distintos, además de la famosa nicotina, de los cuales casi 70 se han relacionado con el cáncer. De hecho, el 85% de los tumores de pulmón se deben al tabaco. En el post de hoy hablaremos del tabaco y sus efectos.

 

Que es el tabaco 

El tabaco es una sustancia adictiva debido principalmente a su componente activo, la nicotina, que actúa sobre el sistema nervioso central. El fumador sufre una dependencia física y psicológica que genera un síndrome de abstinencia, denominado tabaquismo.

Es factor de riesgo en enfermedades respiratorias, cardiovasculares, distintos tipos de cáncer, y es especialmente perjudicial durante el embarazo. Además, no sólo perjudica a los fumadores, sino también a los que respiran el mismo aire (fumadores pasivos).

El tabaquismo es la adicción al tabaco, provocada principalmente por uno de sus componentes más activos, la nicotina; la acción de dicha sustancia acaba condicionando el abuso de su consumo. Dicha adicción produce enfermedades nocivas para la salud del consumidor.

El tabaquismo es la principal causa de mortalidad, en la mayoría de los países desarrollados, a principios del siglo XXI, aunque hay otros estudios que indican que estas enfermedades atribuidas al tabaco son en realidad la contaminación industrial y química, los aditivos alimentarios y las pesticidas utilizados en la agricultura.

Además, el tabaco como tal es lo que menos se fuma, pues excepto el poco tabaco natural, todo lo que se comercializa está adulterado con sustancias químicas que le aportan dudosas o preocupantes propiedades como la de ser más adictivo o mejorar su sabor, y otras que no se saben porque también tienen fórmulas secretas.

Debido a las consecuencias, tanto a la repercusión (dependencia) física, psicológica y social que genera en los consumidores, ya desde el último Congreso de Psiquiatría que tuvo lugar en La Habana, fue considerado una enfermedad más, pues requiere tanto tratamiento medicinal como rehabilitación psicológica y reeducación social.

Dichas dependencias son las más difíciles de corregir, aunque la dependencia física es la que con mayor facilidad desaparece, después de la abstinencia. Queda constituida desde entonces, como una enfermedad, que genera enfermedades y otras complicaciones.

 

Efectos del tabaco

Según la OMS, el tabaco aumenta el riesgo de:

  • Sufrir angina de pecho
  • Infarto de miocardio y cerebrales
  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Cáncer, de estómago, de boca o de mama, entre otros

La conclusión de esta organización es devastadora, fumar es la principal causa de muerte evitable en el planeta.

 

Componentes del tabaco

El tabaco está compuesto por un sinfín de aditivos, de los cuales las empresas tabacaleras no tienen la obligación de informar. Los componentes más conocidos del tabaco son tres:

 

1.- Nicotina:

Tiene una estructura molecular parecida a los neurotransmisores cerebrales, de ahí su capacidad de generar adicción. La nicotina se absorbe en los pulmones, de donde pasa al cerebro y estimula las áreas de recompensa de igual forma que el resto de las sustancias de abuso.

La nicotina tiene un efecto parecido al de la acetilcolina en el organismo. Esto supone que la nicotina aumenta la frecuencia cardíaca y la tensión arterial, provoca resistencia a la insulina (favorece la diabetes) y aumenta la agregación de plaquetas. Todo ello está implicado en un aumento de riesgo cardiovascular.

 

2.- Alquitrán

Es una masa oscura y pegajosa que se adhiere a nuestros pulmones y que contiene la mayor parte de los carcinógenos del tabaco, como el tolueno, el arsénico o el cadmio.

 

3.- Monóxido de carbono

Es un gas que se produce por la combustión de determinadas sustancias. El monóxido de carbono se une a la hemoglobina de la sangre haciendo a esta inservible.

Esto genera un déficit de oxígeno en el organismo, lo que unido al daño que provoca en las membranas cerebrales y el aumento de colesterol, lo convierten en una sustancia muy peligrosa.

 

4.- Otros

Además, en los últimos años las empresas tabacaleras han refinado sus productos a base de añadir aditivos para mejorar el sabor del tabaco y hacerlo más apetecible. Así, se ha utilizado amoniaco para mejorar la consistencia y sabor de los cigarrillos; azúcares y mentol para atraer el consumo de jóvenes y mujeres (porque se suaviza el sabor) o broncodilatadores para aumentar la absorción de la nicotina en los pulmones y con ello el poder adictivo.

 

imagen sobre el tratamiento de adicciones

 

Conclusiones

Fumar es la principal causa de muerte evitable en el planeta.

Las industrias agregan aditivos que el tabaco puro jamás ha tenido, aumentando la toxicidad que de por sí ya tiene. Sin embargo, es importante recalcar que el tabaco por muy puro o de “liar” como se conoce, siempre causará daño irremediablemente, por lo que la única opción que minimiza el riesgo de padecer enfermedades respiratorias a edades avanzadas es simplemente no fumar.

Así pues, a pesar de la mala fama de la nicotina, el tabaco posee otros muchos componentes igual de peligrosos y fatales para nuestra salud. No dude en consultar nuestro artículo sobre los «beneficios de dejar de fumar». 

¿Quieres dejar de fumar? En Síndrome Adicciones te ayudamos!

Artículo escrito por
¿Te ha gustado el artículo?
El tabaco y sus efectos

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámanos