Centro de desintoxicación en Valencia

Adicción y dependencia son dos términos que se suelen confundir coloquialmente hablando. Sin embargo, se trata de dos conceptos muy diferentes que hacen referencia a dos estados distintos en la persona que tiene un problema con las drogas. Estas diferencias se dan tanto a nivel neurobiológico como comportamental. En este post te contamos las diferencias que existen entre dependencia y adicción.

 

Adicción y dependencia

Los estados por los que pasa una persona que es adicta a las drogas son numerosos. La adicción es una enfermedad mental en la que se encuentran alterados los mecanismos de regulación de la conducta, en especial, los que atañen al control motivacional y emocional. Esta enfermedad puede ser tratada y controlada junto con los profesionales del tratamiento de adicciones, sin embargo, esta enfermedad no se «cura», sino que se supera.

 

¿Cuándo aparece la dependencia?

La dependencia aparece cuando dejamos de consumir una sustancia que llevábamos consumido durante cierto tiempo y a la que el cuerpo se ha acostumbrado. En esta situación, aparece el síndrome de abstinencia, que es característico de cada droga particular y que puede tratarse con éxito a través de un programa de desintoxicación.

Por ejemplo, el cese brusco del consumo de alcohol deja un síndrome de abstinencia caracterizado por anorexia, ansiedad, confusión, diaforesis, dolores de cabeza, insomnio, irritabilidad, taquicardias, convulsiones, alucinaciones e incluso delirium tremens. Este proceso dura unos pocos días y puede aliviarse mediante fármacos.

La persona que ha desarrollado dependencia experimentará también tolerancia, es decir, necesitará cantidades cada vez mayores de dosis para conseguir el mismo efecto que le producía la sustancia en los primeros consumos.

La dependencia puede ocurrir con el uso crónico de drogas e incluso cuando se toman determinados fármacos con uso médico apropiado. En este sentido, la dependencia física en sí misma no constituye adicción, pero a menudo la acompaña. La dependencia termina una vez ha pasado el síndrome de abstinencia mientras que la adicción va a acompañar a la persona toda la vida.

A pesar de que la persona se haya desintoxicado totalmente y su cuerpo esté libre de droga, sigue siendo adicta. La adicción se caracteriza por un consumo compulsivo de la droga, a pesar de las consecuencias negativas que se derivan de este.

El adicto prefiere consumir drogas antes que realizar cualquier otra actividad. La persona con dependencia a sustancias sufre una incapacidad para dejar de usar la droga que le hace desatender sus obligaciones laborales, sociales y familiares. En este caso, se necesita un solo contacto con la droga para volver a perder totalmente el control.  

 

imagen sobre el tratamiento de adicciones

Ayuda profesional

Es muy recomendable comenzar a actuar en la adicción cuando ésta se encuentra en las primeras fases. Incluso es posible que la persona adicta aun no se considere como tal, puesto que piensa que todavía posee un «control» sobre ese consumo. Tanto las consecuencias negativas de esta enfermedad como el desarrollo de la tolerancia se agravan con el tiempo.

En Síndrome Adicciones somos especialistas en dependencia. Acompañamos a la persona en todo el proceso que supone aprender a vivir sin las drogas. Llámanos sin compromiso para recibir más información.

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Llámanos