Centro de desintoxicación en Valencia

El uso de cualquier droga, incluido el alcohol, hace que conducir se convierta en una actividad de riesgo, tanto para el que consume como para todos aquellos con los que se encuentra. La asociación entre accidentes de tráfico y consumo de drogas está sobradamente demostrada. Además, hay que recordar que coger un vehículo bajo los efectos de cualquier droga es ilegal y puede ser sancionado hasta con penas de cárcel. En el post de hoy hablaremos de la relación entre los accidentes de trafico y el consumo de drogas.

 

Consumo de droga y accidentes de tráfico

Las drogas suponen un peligro añadido en la carretera ya que todas ellas interfieren con las capacidades necesarias para la conducción, como son las habilidades motoras, el equilibrio y la coordinación, la percepción, la atención, el tiempo de reacción y el juicio.

Además, las sustancias crean una falsa de sensación de control e invulnerabilidad que se vuelve muy peligrosa al volante.

Según el último informa de la Dirección General de Tráfico (DGT), conducir bajo los efectos de las drogas multiplica por nueve el riesgo de sufrir o provocar un accidente de tráfico. Estas sustancias están involucradas en uno de cada cuatro accidentes de tráfico y suponen cada año la muerte de 9.000 personas en Europa.

 

Cifras de accidentes de tráfico causados por el consumo de drogas

En España, el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses lo deja claro. El 43% de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico en carretera durante dio positivo en alcohol, drogas y/o psicofármacos.

Pese a la creencia generalizada de que son los jóvenes quienes más frecuentemente conducen bajo los efectos del alcohol y drogas, la memoria del Instituto de Toxicología y Ciencias Forenses demuestra lo contrario.

De los 291 conductores fallecidos en accidentes de tráfico que dieron positivo en alcohol y/o drogas, 88 tenían entre 31 y 40 años, por delante de los que contaban entre 21 y 30 años. La mayoría eran hombres (275 hombres frente a 16 mujeres), y en el 74.23% de los casos se detectó alcohol (solo o asociado a otra droga).

No obstante, estos datos suponen un descenso con respecto a los de años anteriores una ruptura de la tendencia al alza que se venía registrando desde 2008.

Por otro lado, también nos gustaría resaltar que el 51% de los peatones atropellados también habían consumido algún tipo de droga o psicofármaco.

Después del alcohol, el cannabis, es la sustancia que más frecuentemente se encuentra en la sangre de aquellos detenidos por intoxicación o en los conductores que han sufrido un accidente de tráfico. Distintos estudios muestran que entre el 4 y el 14% de los conductores accidentados dan positivo en THC (el ingrediente activo del cannabis).

Por otro lado, no nos gustaría olvidarnos de los fármacos de prescripción médica. Tanto los opioides para aliviar el dolor, como las benzodiacepinas recetadas para los trastornos de ansiedad y sueño interfieren en la conducción de vehículos. Es importante tener esto en cuenta ya que son fármacos comúnmente utilizados por la población.

 

imagen sobre el tratamiento de adicciones

 

¿Qué drogas han sido vinculadas con conducir bajo la influencia de las drogas?

Más del 47% de los conductores y del 51% de los peatones fallecidos en accidente de tráfico el pasado año habían consumido alcohol, drogas o psicofármacos, según la Memoria del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, con un agravante: estos datos confirman una tendencia al alza en los últimos 5 años.

Así, en 2008 el porcentaje de positivos en conductores fue del 40% y llegó al 45%. Cerca de la mitad de los fallecidos en accidente de circulación, que fueron analizados por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, habían consumido algún tipo de sustancias adictivas: alcohol, drogas o psicofármacos, bien solas o mezcladas.

Para comprobarlo, se les practicó una prueba de sangre, que corrobora si habían consumido alguna droga, y qué tipo. Los análisis se realizaron a 969 víctimas mortales, de las que algo más del 70% eran conductores, un 20% peatones y el resto, acompañantes.

Por tipo de sustancia, los datos reflejan una altísima presencia de alcohol y psicofármacos. Se detectó alcoholemia positiva en el 74% de los conductores y en casi el 60% de los peatones.

Además, el 70% de los conductores y nada menos que el 83% de los peatones presentaban tasas de alcohol superiores a 1,2 gr/l. Hay que recordar que el límite legal está en 0,3 gr/l.

En psicofármacos, destaca su presencia en los peatones fallecidos (54%).

En los conductores apareció en un 29% de casos las benzodiacepinas y los antidepresivos son los medicamentos más consumidos.

Respecto a las drogas ilegales, se indica que se detectó en el 27% de los conductores y en el 25% de los peatones. Las drogas más consumidas en ambos casos, la cocaína y el cannabis.

También hay que destacar que más del 25% del total de las víctimas analizadas dieron positivo en más de una sustancia.

La combinación más frecuente entre los conductores era la de alcohol y drogas, y entre los peatones, la mezcla del alcohol con psicofármaco

Y aparece por primera vez una sustancia nueva: la ketamina, que se encontró en el 2% de los conductores positivos. Es un anestésico que se utiliza en el campo veterinario y que en humanos tiene efectos alucinógenos.

 

Conclusiones

Debemos reforzar la capacidad educativa, preventiva en nuestra sociedad, para poder disminuir estos índices, educar en consumo y en comportamiento responsables a la hora de conducir y, a la hora de caracterizar a ese consumidor reincidente y crónico, para poder enfocar su tratamiento y anticiparnos a posibles tragedias.

Artículo escrito por
¿Te ha gustado el artículo?
Accidentes de tráfico y drogas

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido útil cada mes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámanos