Consumo de Cocaína

Principales efectos del consumo de cocaína

Comentarios: 0 | octubre 26th, 2015

El consumo de cocaína trae consigo consecuencias a corto y largo plazo sobre nuestro cuerpo. La cocaína es una de las drogas más peligrosas para nuestra salud, no solo por los efectos que produce en nuestro organismo sino también por su alto poder adictivo. Hoy en el blog hablamos de los principales efectos secundarios más importantes del consumo de cocaína.

Según la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, las consecuencias del consumo de cocaína dependen de varios factores:

  • Cantidad y Ritmo: Las consecuencias son distintas cuando se realiza un consumo esporádico de pequeñas cantidades de coca (menos de 0.25 gramos) de las que se producen cuando el consumo se intensifica y se ingieren grandes dosis en tiempos reducidos.
  • Vía de administración: El consumo de cocaína puede hacerse por vía oral, nasal, aspirada o intravenosa. Dependiendo de la vía de administración que se utilice las consecuencias van a ser más o menos peligrosas, siendo la vía intravenosa la que más riesgos entraña.
  • Policonsumo: La combinación de la cocaína con otras sustancias como el alcohol, el cannabis o la heroína tiene unas consecuencias más peligrosas que cuando se ingiere sola.

 

Efectos de la cocaína

 

El principal peligro del consumo de cocaína es el riesgo de desarrollar un trastorno adictivo, debido a la tremenda potencia de esta sustancia, que hace que el deseo de consumirla se vuelva incontrolable.

La cocaína hiperestimula el sistema de recompensa cerebral generando una sensación de euforia inigualable, lo que potencia la adicción.

 

Efectos secundarios del consumo de cocaína

 

Otra de las consecuencias del consumo de coca es la gran cantidad de efectos secundarios que conlleva. Cualquier tipo de droga, sea cual sea la cantidad ingerida o la vía de administración, produce una serie de consecuencias dañinas para nuestro organismo. No obstante, la cocaína, por sus propiedades estimulantes sobre el sistema nervioso, tiene unos efectos a corto y largo plazo especialmente peligrosos para nosotros.

 

A corto plazo

 

El aumento de la presión arterial es una de las primeras consecuencias que pueden observarse después de consumir cocaína. La hiperestimulación que provoca la coca sobre nuestro sistema nervioso y la actividad frenética que la acompaña afectan de manera tóxica al sistema circulatorio. Se acelera el ritmo cardíaco, sube la presión sanguínea y aumenta la temperatura del organismo. Estos son los primeros desajustes graves que sufre nuestro cuerpo, que alteran y comprometen el funcionamiento del corazón.

Otra de los efectos secundarios a corto plazo del consumo de cocaína es la pérdida del apetito que produce, y que conduce a muchas personas a utilizarla como sustituta de la comida en los regímenes de adelgazamiento.

Como hemos dicho, el consumo de cocaína se traduce en una hiperestimulación del sistema de recompensa cerebral y un aumento de los niveles de dopamina en el cerebro. Esto genera ansiedad y paranoia en la persona consumidora. De hecho, las personas que sufren esquizofrenia experimentan alucinaciones como consecuencia de una liberación descontrolada de dopamina en el cerebro, el mismo mecanismo por el que actúa la coca. Las personas consumidoras de cocaína pueden experimentar alucinaciones táctiles, de pequeños animales corriendo bajo su piel, que les causan graves daños en la piel cuando tratan de rascarse para eliminarlos.

 

Efectos a largo plazo.

 

Cuando el consumo se extiende e intensifica en el tiempo, empezamos a ver los efectos a largo plazo del consumo de cocaína. Como hemos dicho, la cocaína afecta a la funcionalidad de determinadas partes del cerebro como el sistema de recompensa o la corteza prefrontal. Estos daños se traducen en una alteración de los procesos cognitivos de la persona, que en algunos casos es irreversible.

Las personas adictas a la cocaína también sufren problemas sexuales como efecto del consumo de coca. Por un lado, la cocaína dificulta la erección en los hombres por su efecto sobre el sistema circulatorio. Por otro, la cocaína induce estados depresivos en el consumidor, que hace que se inhiba su placer sexual.

Los efectos más graves a los que se enfrenta un adicto a la cocaína son el riesgo a sufrir una hemorragia cerebral y un fallo cardíaco. Este riesgo es visible incluso en personas jóvenes en buena forma, ya que el consumo produce un endurecimiento de las arterias, presión arterial más alta y un engrosamiento de las paredes del corazón.

 

Tratamiento del Consumo de Cocaína

 

Cuando el consumo de cocaína se descontrola es necesario pedir ayuda y buscar un centro de tratamiento que ofrezca las máximas garantías. La terapia de grupo, en combinación con terapia individual, es uno de los elementos imprescindibles en cualquier tratamiento para dejar la cocaína.

Esperamos que el artículo de hoy te haya servido para conocer un poco más los problemas que puede provocar el consumo de cocaína. Por supuesto, si tienes problemas para dejar de consumir cocaína o conoces a alguien que sufra esta enfermedad, no dudes en llamarnos o contactar con nosotros. ¡Te ayudaremos!

Leave a Reply

Sígueme en Feedly