Perdonar a los demás es bueno para nuestra salud Leer más: Perdonar a los demás es bueno para nuestra salud

Comentarios: 0 | octubre 10th, 2016

  • Ser indulgente con nosotros mismos y con nuestros allegados puede protegernos contra el estrés y hacernos menos vulnerables.

Ser indulgente con nosotros mismos y con nuestros allegados puede protegernos contra el estrés y hacernos menos vulnerables, según un nuevo estudio publicado en la revista Journal of Psicología de la Salud del que se hace eco la edición digital de Time.
En este reciente estudio, los investigadores analizaron los efectos que el estrés causa en nuestra salud mental, y cómo influyó en el bienestar de una persona el simple hecho, aunque a veces no tan simple, de perdonar. Para ello, pidieron a 148 adultos jóvenes que rellenaran cuestionarios para evaluar sus niveles de estrés en la vida, su tendencia a perdonar y su salud mental y física.
Y los resultados no sorprenden: las personas con mayor exposición al estrés durante su vida tuvieron, en consecuencia, una peor salud mental y física. Lo sorprendente, y a la vez lo estupendo, es que los investigadores también descubrieron que si las personas fueron muy indulgentes con ellos mismos y con los demás, esta sola característica por sí sola eliminó prácticamente la conexión entre el estrés y la enfermedad mental.
“Está casi totalmente eliminado, casi un 0% en la estadística”, dice el autor del estudio Loren Toussaint, profesor asociado de psicología en el Luther College en Iowa. “Si usted no es flexible con el perdón, la rabia, la ira… sentirá los efectos del estrés en su bienestar físico y psicológico sin paliativos. En este caso no existe ningún tipo de amortiguador contra el estrés”, sentenció.
Pero cómo una personalidad indulgente protege a una persona de los males de estrés severo es difícil de determinar. Los investigadores especulan que las personas que son más tolerantes pueden adoptar las mejores estrategias para lidiar con el estrés, o sencillamente su reacción ante los diferentes factores estresantes puede ser más opacada, mejor gestionada, más protectora.
Es cierto que la muestra de personas del estudio es pequeña y se necesita más investigación para entender completamente los beneficios de ser más indulgente pero Toussaint dice que cree que “el 100%” del perdón, el mero acto de perdonar, puede ser aprendido. Muchos terapeutas trabajan para cultivar el perdón en sus sesiones, dice, y su propia investigación, una llevada a cabo anteriormente, ha dejado demostrado que trabajar las emociones sobre el perdón, calmarse o un simple espacio de meditación y relajación puede ayudar a las personas a gestionar mejor su salud mental y por lo tanto a ser menos vulnerables al estrés”.
“El perdón detiene la mala conexión entre el estrés y la enfermedad mental. Mala o prácticamente ninguna”, confirma. “Creo que la mayoría de la gente quiere, sencillamente, sentirse bien y perdonar les ofrece precisamente eso, la oportunidad de estar tranquilos y en paz.”

Leave a Reply

Sígueme en Feedly